Escudo de Montería - Colombia - Sur América Ciudad de Montería - Colombia - Sur América Panorámica del centro de Montería - Colombia - Sur América
Vista del centro de la ciudad de Montería
   
        Bienvenidos a Montería - La Capital Ganadera de Colombia - Sur América 
 
 

 

  Del Radio de Tubo al de Transistor

Por Carlos Crismatt Mouthon

Del sistema de telegrafía sin hilos, que patentó Guillermo Marconi en 1896, nació la radio. Y a partir de los inventos de Tomás Alba Edison en 1880, se creó el tubo al vacío que permitió fabricar aparatos que permitieran escuchar la radio.

El encendido de los primeros radios no era instantáneo como los de ahora, ya que los tubos demoraban unos minutos en calentarse. Por ello, cuando la familia y los vecinos se agrupaban para oir un programa, debían anticiparse a prenderlo para no perder su inicio.

En esos viejos radios se escuchó por las noches la radionovela "El Derecho de Nacer", escrita por el cubano Félix B. Caignet, y que marcó toda una época. En 314 capítulos se narró la historia de una madre soltera, cuyo hijo, Albertico Limonta, le quitan al momento de nacer y élla se convierte en monja. Albertico se convierte en médico y por cosas de la vida le toca atender a su abuelo, que, amargado por la ofensa de su hija, había destrozado sus cañadulzales y mudado a El Vedado de La Habana, sede de la aristocracia de la época..

Otros hitos fueron "El Reporter Esso", el famoso noticiero leído por Marcos Pérez Caicedo, la "Cabalgata Deportiva Gillete", que transmitía los partidos de la Serie Mundial de Béisbol en la voz de Buck Cannel, y la radionovela colombiana "Kadir El Árabe", que tuvo gran sintonía a la 1:30 de la tarde.


Popular modelo de la RCA Victor.

A pesar de las limitaciones técnicas, la oferta de modelos era relativamente amplia. Los habí con gabinete de madera en forma de catedral o de capilla. Igualmente, de baquelita o forrados en cuero. Pero los más apetecidos eran los llamados "Transoceánicos", que gracias a su dial de onda corta permitía escuchar estaciones de diversas partes del mundo. La radio cubana fue la que tuvo mayor penetración, ya que la afinidad por el béisbol y la música de la Isla cultivó un grupo grande fieles oyentes.


Radio Zenith Trans Oceanic G 500.

Pero la vida de los radios de tubo llegó a su fin con el invento del transistor en 1948, un semiconductor de silicio que permitió que los radios se prendieran al instante, que no generaran tanto calor y que pudiesen ser utilizados con baterías pequeñas.


El Regency TR-1 fue el primer radio portátil con transistores.
Fue creado por la Regency Division de I.D.E.A. y Texas Instrument's.

Un diminuto radio portátil, que podía ser guardado en el bolsillo de la camisa, fue lanzado el 18 de octubre de 1954. Esta tecnología de los nuevos radios cambió totalmente las costumbres de las gentes. Ya no se tenía que estar pegado a un radio en la sala de la casa para estar al tanto de los eventos. Hasta se presentaron disgustos de las gentes con los locutores, ya que los asistentes a los estadios de béisbol y fúttbol, principalmente, veían que era diferente lo que se decía con lo que pasaba en la realidad. El apretado partido que se narraba a voz en cuello, no dejaba de ser un encuentro soso y de baja calidad.

El trabajador del campo podía escuchar la radio mientras ordeñaba su vaca o viajaba montado en su burro. La desaparecida Radio Sutatenza y el gobierno nacional, financiaron radios transistorizados portátiles para sus estudiantes campesinos del "Bachillerato por Radio", a través de los Almacenes de Provisión Agrícola de la también fenecida Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero.

En un principio, la calidad de estos radios se medía por el número de transistores. En la medida que la tecnología de su fabricación mejoraba, así mismo pasaron de 1 a 2, 3, 4 y más transistores. Ello se debía, a que a mayor número era mejor calidad de recepción de la señal, y a que en cada nuevo modelo se agregaban detalles que los anteriores no tenían.

Este no es un estudio exhaustivo, sino tan solo los apuntes de un breve recorrido por los recuerdos de una época, que por fortuna aún se mantienen vivos.

© Carlos Crismatt Mouthon - Noviembre de 2005

© 2005 - Diseño: Carlos Crismatt Mouthon
 
.............................. Información Técnica ..............................
Esta página está optimizada para Internet Explorer 4.0 ó superior
y fue diseñada para verse con resolución de 800 x 600.
Hemos detectado que su navegador es


Regreso

Créditos