Escudo de Montería - Colombia - Sur América Ciudad de Montería - Colombia - Sur América Panorámica del centro de Montería - Colombia - Sur América
Vista del centro de la ciudad de Montería
   
        Bienvenidos a Montería - La Capital Ganadera de Colombia - Sur América 
 
 

 

  Cosas y Objetos de la Vida Diaria

Por Carlos Crismatt Mouthon

Los niños de esos tiempos recuerdan la alcancía metálica que regalaba la Caja de Ahorros de la Caja Agraria. Para sacar los ahorros había que ir a la oficina para que un funcionario la abriera con la llave maestra, y luego la volviera a cerrar. Dicha cajita tenía unos dientecitos en la ranura de entrada, que sólo se abrían al meter las monedas. Pero eso era relativo, ya que los más acuciosos aprendieron a manejar el cuchillo para ordeñar la aparentemente inexpugnable alcancía.

Vale contar que el 31 de octubre era el "Día del Ahorro", en donde se hacían celebraciones para los niños y jóvenes ahorradores en todo el país. La costumbre se inició en la presidencia de Mariano Ospina Pérez, en donde la Caja de Ahorros efectuaba campañas en las escuelas y colegios durante todo el mes de octubre, para incentivar el hábito del ahorro.

Nuestros abuelos no utilizaban las modernas gafas, ya que éllos se ponían sus "anteojos", "lentes", "espejuelos", "antiparras" o "quevedos". Por su parte, las abuelas preferían los "impertinentes". Lo mismo que usaban la "mica" ó, "vaso de noche", que era la misma bacinilla. El primer insecticida fue el "musengue", una rama de palma con la punta deshilachada que era el terror de moscas, mosquitosy jejenes.


La famosa "mariapalito" de la Costa Atlántica colombiana. Este modelo tiene un piesero retráctil.

Estaban de moda las pulseras llamadas "esclavas", fabricadas en plata. La "mariapalito" era una silla con brazos hecha con listones de madera, colocados verticalmente en el espaldar. La "flojera" era una silla reclinable de tijera, con una lona larga (a rayas verticales) que hacía de espaldar y asiento. La "abuelita" era una cuna de hierro, madera y lona. Y las "abuelitas" eran una especie de babuchas. El "zueco" era un calzado con suela de madera y una franja de cuero en la parte delantera encima del empeine.

El "amansalocos" era una camiseta manga larga de color anaranjado, que utilizaban los campesinos y jornaleros en sus tareas diarias. Además de su rusticidad, sus mangas los protegían del sol, las malezas espinosas y las picadas de los insectos. La "gutapercha" era la cinta aislante.

El "Pintoresco Almanaque de Bristol" siempre llegaba con su repetida propaganda anual de la fragante "Agua Florida", famosa desde 1808. Del "Tricófero de Barry" el fortificante capilar con pantenol y aceite de castor. Así como de los jabones de baño y las colonias. Todas fabricadas por "Murray y Laman".

Uno de los primeros desodorantes comerciales fue "Yodora", que en esa época venía en crema. Fue famoso su comercial de "pulcritud a toda hora con Yodora". Antes, para el mal olor, se utilizaban productos químicos como el "litargirio", un polvo amarillo que por su alto contenido de plomo era perjudicial para la salud.

En las tiendas se vendían brillantinas para el cabello [especialmente "Moroline"] en pequeñas bolsas plásticas o de celofán, que venían pegadas en una cartulina gruesa tamaño carta. Las abuelas por lo general utilizaban la manteca negrita, sacada del corozo colorado "Elaeis oleifera". Para mejorar su apariencia y olor, se cuajaba con hielo, para hacerla más espesa y limpiar las impurezas, y se le agregaban gotas de perfume.

Los jóvenes de esas décadas [llamados "cocacolos"] usaron la "Gomina", que era una especie de gel verde que al secarse mantenía el peinado del cabello, aún bajo fuertes vientos.

Para las narices tapadas la moda era utilizar los inhaladores "Vicks".

Para la afeitada diaria la marca "Gillete" se posicionó desde muy temprano. Las máquinas, las cuchillas, las cremas y las lociones fueron el pan de cada día.


Las cuchillas Gillette Azules iniciaron el carrusel de mejoras que nunca se acaba.

Quizás la profusa arborización y la ausencia del cemento en la construcción de casas y vías, hacía más fresco el ambiente, por lo que los señores vestían con trajes enteros –saco y pantalón- de lino blanco. Luego, con la producción en serie de estas prendas, se popularizaron marcas como "Everfit", "Vanytor" y "Valher", que usaban telas en paño y algodón puros, o en mezclas con fibras sintéticas.

La más famosa y recordada marca de estos tejidos industriales fue una bautizada como "Terlenka", una fibra poliestérica que se obtiene a partir del polieltereftalato, que, por lo general, se usa en una mezcla de 65% de poliéster y 35% de algodón. Fue toda una moda de los años 60s, y para los jóvenes el mayor placer era llevar un pantalón de esta fibra, que a la vista daba una sensación de un ligero corrugado. Comercialmente existen otras de estas fibras, que se conocen como Dacrón, Trevira, Primel y Celtrel.

En cuanto a camisas, se vendían de las marcas "Merrows", "Mc Alisters", "Nieso" y "Primavera", esta última con cuello "trubenizado". Los zapatos de marca eran los "Corona", uno de cuyos modelos era un mocasín para el colegio con una especie de bolsillo en el empeine, en donde se lucían monedas de 10 centavos, las del cacique Calarcá.


Otro modelo posterior tenis de Croydon

Los zapatos deportivos de la época, usados por los estudiantes para las clases de Educación Física, eran los tenis "Croydon". Eran unas botas de cordones, que tenían suelas de caucho y cubierta de lona azul que llegaba encima de los tobillos. Su distintivo era un estampado de caucho con el logotipo de Croydon en ambos lados de las tobilleras.


Izq. Cajetilla origina del chicle de menta. Der. Anuncio del "chicle bomba".

El "Chicle" llegó a Colombia por cuenta de la compañía "Adams", que importó una goma de mascar con la marca "Chiclets" y desde entonces se adoptó esta palabra para denominarla. El "Chicle" es una resina lechosa, que se extrae de un árbol llamado zapotillo, originario de la Península de Yucatán en México, a la que se le agregan suavizantes, saborizantes y aromatizantes.

La compañía "Nestlé" sacó cuatro productos de gran aceptación. Uno, la leche "Klim", cuyo nombre es un juego de palabras, ya que al revés es "milk", que en inglés significa leche. Por ironía, el escritor colombiano Lucas Caballero Calderón decidió firmar sus notas humorísticas con el nombre de "Klim". Dos, la "Leche Condensada La Lechera", un apetitoso manjar para los niños que resultó bueno hasta para los "raspaos". Tres, el "Milo" un polvo de chocolate forificado con vitaminas y minerales, que era más sabroso comerlo de la lata, a escondidas y con los dedos. Su nombre fue inspirado en "Milon", un atleta de la mitología griega. Cuatro, el café instantáneo "Nescafé"

De la misma manera se presentó el "Flan Royal", un invento que permitió que cualquiera ama de casa preparar un postre al instante. Y ni hablar de la "Avena Quaker", que llegó en 1955 a Colombia con su personaje "Don Quákero", cuya primera pinta fue la de abajo. Ahora pasó a llamarse "Larry" y su cara sonrosada aparece dentro de un óvalo.


Este no es un estudio exhaustivo, sino tan solo los apuntes de un breve recorrido por los recuerdos de una época, que por fortuna aún se mantienen vivos.

© 2005 - Diseño: Carlos Crismatt Mouthon
 
.............................. Información Técnica ..............................
Esta página está optimizada para Internet Explorer 4.0 ó superior
y fue diseñada para verse con resolución de 800 x 600.
Hemos detectado que su navegador es


Regreso

Créditos