Escudo de Montería - Colombia - Sur América Ciudad de Montería - Colombia - Sur América Panorámica del centro de Montería - Colombia - Sur América
Vista del centro de la ciudad de Montería
   
        Bienvenidos a Montería - La Capital Ganadera de Colombia - Sur América 
 
 

 

  Apuntes de un Momento Histórico

Por Carlos Crismatt Mouthon

El Escenario Mundial

La mitad del Siglo XX, entre las décadas de los años 50s y 60s, dejó un sinnúmero de hechos y personajes históricos que marcaron en forma indeleble una época y un estilo de vida.

El América Latina, la república de Cuba fue epicentro de eventos muy recordados, como el triunfo de la revolución cubana liderada por Fidel Castro, el establecimiento de un régimen de izquierda pro ruso y la crisis de los misiles. Éste último episodio se desató por la presencia de bases atómicas rusas en la isla, en momentos en que Nikita Kruschef estaba al frente de la Unión Soviética, y John Kennedy era el presidente de los Estados Unidos. La imagen más recordada de Nikita fue en las Naciones Unidas, cuando golpeó repetidamente el escritorio con su zapato.


A la izquierda, John Fitzgerald Kennedy. A la derecha Niikita Kruschef.

De esa revolución cubana nació uno de los grandes íconos de Latinoamérica, Ernesto "Che" Guevara. Su rostro, tomado de la foto captada por Alberto Korda el 5 de marzo de 1960, fue convertido a blanco y negro por el editor italiano Feltrinelli para hacer los carteles con la imagen que ha sido idealizada, y que desde entonces es colocada en los más diversos sitios y elementos de uso diario.


A la derecha la foto original tomada por Alberto Korda . A la izquierda la imagen en blanco y negro de Feltrinelli.

Era el momento de la moda "Hippie" y de los grandes conciertos en espacios libres, como el de Woodstock, el más famoso festival rock de la historia, con sus consignas de paz y amor libre. Los Beatles, el naciente cuarteto de Liverpool, era desde ya considerado el más importante grupo de rock, por encima del legendario Elvis Presley, otra de las figuras de la época.


Foto panorámica del Festival de Rock de Woodstock, el más recordado de la historia.

Pero también de momentos trágicos, como el asesinato de John Kennedy a manos de Lee Harvey Oswald, que a su vez fue baleado y muerto frente a las cámaras de televisión por Jack Ruby.


En la limusina presidencial viajan sonrientes, poco antes del asesinato, el presidente John Fitzgerald Kennedy, la primera dama Jackie Kennedy y el gobernador de Texas John Connally.

Keenedy despertó las simpatías por ser un joven carismático, que además fue el primer católico en ser presidente de los Estados Unidos e hizo la pareja del momento con Jacqueline Bouvier. Abrió las puertas a la América Latina con su programa "Alianza para el Progreso", en el que jóvenes voluntarios recorrieron nuestros países.


La familia del presidente John F. Kennedy después de su sepelio en el Cementerio Nacional de Arlingnton. En primer plano la viuda Jackie Kennedy y sus dos pequeños hijos, Carolina y JohnJohn.

Una de las fotografías más recordadas de este trágico episodio fue tomada en el Cementerio Nacional de Arlington, cuando el pequeño JohnJohn despide a su padre con la mano derecha en la frente, al estilo militar.


John Fitzgerald Kennedy Jr. [JohnJohn] saluda el féretro de su padre.

También se recuerda el aplastamiento, por los tanques rusos, del movimiento liberador de Checoeslovaquia, llamado "La Primavera de Praga".


Tripulación del Apolo XI. De izq a der: Neil Armstrong, Michael Collins y Edwin Buzz Aldrin.

El principio y el final de los sesenta fueron apoteósicos. El 12 de abril de 1961 Yuri Gagarin, en la cápsula rusa "Vostok-1", fue el primer hombre en salir al espacio. Y el 20 de julio de 1969 Neil Armstrong, el comandante de la nave norteamericana "Apollo 11", pisó la Luna y pronunció su famosa frase: "Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad". Los rusos llamaron a sus pilotos espaciales "cosmonautas" y los norteamericanos "astronautas".


Izq. Yuri Gagarin, el primer cosmonauta ruso. Der. Laika, la perra rusa que fue el primer ser vivo en el espacio.

Antes, en octubre de 1957 los soviéticos habían lanzado al espacio su nave "Sputnik", iniciando la carrera espacial antes que los Estados Unidos. Y el 3 de noviembre 1957 lo hicieron con la "Sputnik 2", la primera nave tripulada enviada al espacio, que llevaba a Laika, la famosa perra rusa.

El curso de "Tensión Dinámica" de Charles Atlas fue la esperanza de los alfeñiques de todo el mundo. Era el final feliz de la historia de Angelo Siciliano, un joven italiano que llegó a Norteamérica y a los 16 años recibió una paliza de un fortachón en una playa para quitarle la novia. Eso lo animó a crearse un cuerpo fuerte con el método que lo hace el león en la naturaleza. Su nuevo nombre lo adoptó de la combinación de Charles Lindbergh, el famoso aviador que cruzó el Atlántico en el Espíritu de San Luis, y Atlas, el héroe de la mitología griega. Su curso se vendía por correo, a 30 dólares las 12 lecciones.

América Latina estaba conmovida por una película española que marcó historia en 1954. Se trataba de "Marcelino, Pan y Vino", del director Ladislao Vadja, en donde Pablito Calvo interpreta un niño que vive en un convento y se comunica con un Cristo Crucificado que está guardado en uno de sus cuartos.

En 1952 también se siente la muerte de Eva Duarte de Perón, mejor conocida como Evita Perón, quien a los 33 años de edad es derrotada por la leucemia que sufre. La radio oficial dio así la noticia: "¡Nuestra líder espiritual ha muerto!". Se había convertido en la madrina de los "descamisados" de Argentina, quienes en largas filas lloraron su partida.


El general Gustavo Rojas Pinilla durante la primera emisión de la televisión colombiana el 13 de junio de 1954.

La televisión nació en Colombia el 13 de junio de 1954, y la primera imagen que apareció en la pantalla chica fue la del general Gustavo Rojas Pinilla, quien detentaba el poder luego del golpe de estado del 13 de junio de 1953. La señal de la primera emisión sólo llegó a Bogotá y Manizales, ciudades en las que el gobierno vendió televisores en blanco y negro con facilidades de pago.


Luz Marina Zuluaga cuando era coronada Miss Universo en 1958.

El 25 de julio de 1958 Colombia ganó por única vez la corona del concurso Miss Universo con Luz Marina Zuluaga. La elecció se hizo en Long Beach, California (Estados Unidos). Lo curioso del caso es que ella fue la Virreina en el Concurso Nacional de Belleza de Cartagema, y asistió porque la Reina, Doris Gil Santamaría, abdicó para casarse con Helmuth Bickenbach. Esta pareja fue asesinada por las FARC en 2005.

Miss Universo se inició en 1952 y desde entonces cada año a elegido a la mujer más bella del mundo.

Luz Marina Zuluaga
Miss Universo 1957

1952 - Armi Helena Kuusela - Finlandia
1953 - Christiane Magnani (Martel) - Francia
1954 - Miriam Jacqueline Stevenson - EEUU
1955 - Hillevi Rombin - Suecia
1956 - Carol Laverne Morris - EEUU
1957 - Gladys Zender Urbina - Peru
1958 - Luz Marina Zuluaga - Colombia
1959 - Akiko Kojima - Japón
1960 - Linda Bement - EEUU
1961 - Marlene Schmidt - Alemania
1962 - Norma Beatriz Nolan - Argentina
1963 - Ieda Maria Britto Vargas - Brasil
1964 - Kiriaki "Corinna" Tsopei - Gracia
1965 - Apasra Hongsakula - Thailandia
1966 - Margareta Arb Arvidsson - Suecia
1967 - Sylvia Louise Hitchcock - EEUU
1968 - Martha Maria Cordeiro Vasconcellos - Brasil
1969 - Gloria Maria Diaz Aspillera - Filipinas
1970 - Marisol Malaret Contreras - Puerto Rico
1971 - Georgina Rizk - Líbano
1972 - Kerry Anne Wells - Australia
1973 - Maria Margareta Moran Roxas - Filipinas
1974 - Amparo Muñoz Quesada - España
1975 - Anne Marie Pohtamo - Finalndia
1976 - Rina Messinger - Israel
1977 - Janelle "Penny" Commissiong - Trinidad y Tobago
1978 - Margaret Gardiner - Sudafrica
1979 - Maritza Sayalero Fernández - Venezuela
1980 - Shawn Nichols Weatherly - EEUU
1981 - Mona Irene Lailin Sáez Conde - Venezuela
1982 - Karen Dianne Baldwin - Canadá
1983 - Lorraine Elizabeth Downes - Nueva Zelanda
1984 - Yvonne Ryding - Suecia
1985 - Deborah Carthy-Deu - Puerto Rico
1986 - Bárbara Palacios Teyde - Venezuela
1987 - Cecilia Carolina Bolocco Fonck - Chile
1988 - Porntip Nakhirunkanok - Thailandia
1989 - Angela Visser - Holanda
1990 - Mona Grudt - Noruega
1991 - María Guadalupe "Lupita" Jones Garay - México
1992 - Michelle McLean - Namibia
1993 - Dayanara Torres Delgado - Puerto Rico
1994 - Sushmita Sen - India
1995 - Chelsi Pearl Smith Trimble - EEUU
1996 - Yoseph Alicia Machado Fajardo - Venezuela
1997 - Brook Antoinette Mahealani Lee - EEUU
1998 - Wendy Rachelle Fitzwilliam - Trinidad y Tobago
1999 - Mpule Keneilwe Kwelagobe - Botswana
2000 - Lara Dutta - India
2001 - Denise M. Quiñones - Puerto Rico
2002 - Oxana Fedorova - Rusia [renunció y la reemplazó Justine Pasek de Panamá]
2003 - Amelia Vega - República Dominicana
2004 - Jennifer Hawkins - Australia
2005 - Natalie Glebova - Canadá

El Porro, la Música Sabanera y el Rock and Roll

El "Medio Siglo" tuvo en Córdoba grandes representantes de la música. La orquesta "Sonora Cordobesa" dejó una impronta en el concierto nacional e internacional, pues con varios de sus temas tuvo el honor de participar en los tres primeros volúmenes de "14 Cañonazos Bailables" de Discos Fuentes. En el Volúmen I de 1961, con San Carlos, El Ratón y El Pájaro Picón Picón. En el Volúmen II de 1963, con El Breu y No Me Molestes. Y en el Volúmen III de 1963, con La Sabrosa.

El maestro Francisco Zumaqué Nova con su orquesta "Macumberos del Sinú" impuso la "macumba", un nuevo ritmo mezcla de mapalé y cumbia. Posteriormente, su hijo Francisco Zumáqué Gómez, considerado uno de los 100 personajes de Colombia en el Siglo XX por el periódico El Tiempo, se inspiró en su padre para crear la "macumbia", un aire musical que combina la gaita y la cumbia.

En Ciénaga de Oro el músico Antolín Lenes con su Combo Orense traspasa la fronteras patrias con éxitos como "Sonia", "La Tabaquera" y "El Polvorete", los cuales fueron grabados por orquestas como la "Billo’s Caracas Boys" de Billo Frómeta y "Los Melódicos" de Renato Capriles.

El conjunto de "Pedro Laza y sus Pelayeros", nacido en los Estudios Fuentes de Cartagena, alegró las fiestas populares con melodías como "Avelina", "El Conejo" y el "Cariseco", entre otros.

Caso especial es el de los "Corraleros de Majagual", cuando la música era de "acordeón" y no se conocía el "vallenato", invento posterior. Era una fusión de instrumentos de las bandas de viento de Córdoba con el acordeón de los viejos maestros de las sabanas del Bolívar Grande [hoy Bolívar, Córdoba y Sucre]. Contaba con figuras de la talla de Alfredo Gutiérrez, Lizandro Meza, Calixto Ochoa, Cesar Castro, Chico Cervantes, Julio Herazo y Fruko [en ese entonces "Joselito"], entre otros.

Se recuerdan temas como "Paloma Guarumera", "Amor Viejo", "Mata de Caña" y "Festival en Guarare´", interpretados por Alfredo Gutiérrez. Igualmente, "Pájaro Picón Picón, "La Burrita de Eliseo" y "La Mafafa", del "Rey del Trabalenguas" Eliseo Herrera. Y "Los Sabanales" en la interpretación de Calixto Ochoa.

Con los años sesentas llegaron de Estados Unidos el "Twist" y el "Rock and Roll". El primer "Rock" que pegó fue la versión de "Rock Around the Clock" de "Billy Haley and his Comets" [Bill Halley y sus Cometas]. Por su parte, el acordeonero Carlos Román, conocido como "Romancito", adaptó el ritmo norteamericano a su estilo y tuvo mucho éxito con "Very, Very Well", interpretada y vocalizada por él mismo.


Izq. Bill Haley quien con sus Cometas grabó el primer Rock and Roll. Der. Disco del sello Decca de 45 rpm, con Rock Around the Clock.

El caso de "Romancito" es otro punto más a favor de que el acordeón es un instrumento universal, para toda clase de música, y que la designación de "vallenato" sólo surgió a finales de los años 70s con el advenimiento del "Festival de la Leyenda Vallenata", que necesitaba un ritmo propio para justificarse.

El Estadio de Béisbol "13 de Junio"

El estadio de béisbol de Montería es conocido como el "18 de Junio", aunque oficialmente se llame "Rafael Dickson Rivas", tal como lo atestigua la placa de bronce que está en la entrada de dicho parque.

Lo que pocos recuerdan es que este escenario deportivo fue inaugurado en 1955 en plena dictadura del general Gustavo Rojas Pinilla. Como el golpe de estado se dio con la complacencia de la mayoría de los colombiano, se le llamó eufemísticamente como un golpe de opinión. De tal manera, que para no quedarse atrás de la ola de simpatía, el estadio fue bautizado como "13 de Junio" en honor a la fecha en que asumió el poder.


El general Gustavo Rojas Pinilla en una intervención en Montería durante su mandato.

A la caída del General, solamente hubo que dar unas pinceladas para cambiar el "3" en un "8" y cambiarse de "13 de Junio" a "18 de Junio", fecha del nacimiento a la vida jurídica del departamento de Córdoba.

En la fotografía de arriba, publicada en la Guía de Córdoba de Severo J. García, publicada en 1956, se observa que la leyenda dice claramente Estadio "13 de Junio", y que algún lector despistado quizo corregir el supuesto error y con bolígrafo cambió el "3"por el "8".

Además, como se observa en la parte superior, en la página 56 del citado documento aparece textualmente: Estadio. Auxilio para el Estadio "13 de Junio" en Montería y Estadio "13 de Junio". Iniciado y sostenido con fondos municipales, y auxilio departamental.

En lo que respecta a Rafael Dickson Rivas, se trató de un joven pelotero que murió accidentalmente al caerse de un vehículo cuando se transportaba con su equipo a jugar un partido de béisbol. El Concejo de Montería aprobó mediante acuerdo colocarle su nombre al estadio de béisbol. Pero hay veces que los aficionados se hacen los orejas sordas, y le sucedió lo mismo que al estadio "Mariano Ospina Pérez" de Cartagena, que por decisión popular se llama "11 de Noviembre".

La Actividad Comercial

El Almacén LEY fue la gran novedad de los años 60s, pues trajo a Montería el concepto de los almacenes de cadena, con autoservicio y precios fijos. Esto último sirvió para acuñar la frase de "Precio Ley", cuando no se hacía la rebaja que era tradicional del comercio local, en donde el regateo era todo un arte. Su nombre se derivó de las iniciales de su fundador, Luis Eduardo Yepez. Como el aviso de la fachada tenía las tres grandes letras en forma vertical, algunas personas que lo leían de abajo hacia arriba le decían "YEL".

Unos de los almacenes de ropa para caballeros más famosos en esa época en Montería fue el de Efraín Mendoza Soñert, que primero funcionó en la Carrera 3a entre calles 29 y 30 y luego en la Carrera 2ª entre las mismas calles.

El almacén de repuestos "Armel" tuvo gran publicidad gracias al patrocinio que hacían de las transmisiones del béisbol local, en donde los duelos entre la novena local Cardenales y los equipos de provincia de Lorica, Chinú y Sabananueva capturaban toda la atención del público. Era propiedad de una sociedad limitada creada por Ángel Arjona y Luis Gabino Mendoza, de donde salió el acrónimo Ar-Me-L.

Otra marca que dejó muchos recuerdos fue el almacén "La Favorita, de don Esteban Hernández, que funcionó durante muchos años en su local propio en la Avenida Primera con calles 29 y 30.

También se recuerda a "La Cascada", un almacén moderno de surtido general que funcionó en la calle 35 entre la Avenida Primera y la carrera 2, de propiedad de Luis Eduardo Correa.


Sodería "El Polo" de Jeremías Argumedo.

El punto del sabor era la "Sodería El Polo", que estuvo en la esquina de la Avenida Primera con calle 29 y en la carrera 2a entre calles 29 y 30. Su propietario era Jeremías Argumedo y fabricaba sus propios helados conocidos como "polares".

La firma "J.V. Mogollón y Cia" tuvo sucursal en Montería de sus almacenes de artículos para oficina y el colegio. Distribuyó las máquinas escribir y sumar Remington.

En la esquina de la carrera 2a con la calle 28 tenía don Mario Velásquez Uribe la "Joyería El Regalo", con ventas mediante clubes.

En la calle 29 con carreras 2a y 3a funcionó la "Ferretería Colombia". Entre otros, distribuía las bicicletas inglesas "Raleigh", los motores diesel "Lister" y los baldosines "Corona".


Estación de servicio "Esso" de "Donaldo Cabrales y Co. Ltda".

La firma de "Donaldo Cabrales y Co. Ltda" era propietaria de varias estaciones de servicio para venta de gasolina y lubricantes "Esso".

El gobierno nacional participaba en los años 50s en la comercialización de los granos producidos en la zona, lo que se hacía a través del INA -Instituto Nacional de Abastecimientos-, que regulaba el mercado interno de los alimentos básicos: trigo, maíz, frijoles secos y papas. Sus funciones pasaron luego al IDEMA -Instituto de Mercadeo Agropecuario-, que a su vez fue liquidado en junio de 1997.

Hubo algunos otros negocios de menos prestigio, pero que calaron en el gusto popular. Quizás el primero de ellos fue la "mesa de mondongo" de la carrera 4a. con calles 36 y 37, pista de aterizaje de todos los borrachitos de la ciudad. Además del plato completo, se vendían porciones adicionales de "líquido", de "pata" y de "toalla". El mondongo se conoce en otras partes como menudo y callos (en España son típicos los "Callos a la Madrileña). Proviene del estomago de los vacunos, que está dividido en cuatro partes. La primera es el rumen, popularmente panza o toalla. La segunda es el retículo, redecilla o bonete. El Tercero es el omaso, libro o librillo. Y el cuarto el abomaso, o cuajar, que es totalmente liso.

Algunas familias se dedicaron a la producción de bebidas autóctonas. Por la calles de Montería era común ver las carretillas o triciclos vendiendo "peto", hecho a base de granos de maíz blanco pilado mezclado con leche. Se endulza con azúcar o panela, se le agrega nuez moscada u otro saborizante, y se sirve caliente. Una variante era el "chicheme", que se tomaba bien frío. La diferencia entre los dos está en el dicho popular: "El peto caliente, el chicheme frío".

De Ciénaga de Oro llegó la "caraqueña", una bebida fría de arroz con especias, que pueden ser "esencia de kola" y "esencia de platanito", y un característico color rosado. Su mejor cultor fue "Juan Caraqueña", de quien se dice que trajo la fórmula secreta de Venezuela.

La leche se vendía cruda y su expendio se hacía casa a casa, por medio de cantinas montadas en burros o carretas. Algunos comerciantes montaron las ventas en sus propias viviendas, y por la puerta del campo se atendían a los compradores. La más recordada de esas primeras lecherías fue la de los Giraldo, que en la esquina de la calle 29 con carrera 8a. publicitaban el producto con el eslogan "Leche pura de vacas contentas".


Este es el local que ocupaba el Centro de Higiene Municipal, en una foto de 1952. Es el mismo edificio que está localizado en la esquina de la carrera 6a. con calle 31.

Para esa época ya existía la Dirección Municipal de Higiene, que trataba de meter en cintura a los expendedores de leche que muy poco caso hacían a las recomendaciones sanitarias. Por ello, el fuerte de la campaña era convencer a las amas de casa de hervir la leche antes de consumirla. Como la cocción hacía que el nivel de la leche subiera, la frase de todos los días era ”...se derramó la leche...“.

Este no es un estudio exhaustivo, sino tan solo los apuntes de un breve recorrido por los recuerdos de una época, que por fortuna aún se mantienen vivos.

© Carlos Crismatt Mouthon - Noviembre de 2005

© 2005 - Diseño: Carlos Crismatt Mouthon
 
.............................. Información Técnica ..............................
Esta página está optimizada para Internet Explorer 4.0 ó superior
y fue diseñada para verse con resolución de 800 x 600.
Hemos detectado que su navegador es


Regreso

Créditos